Rigel en Inglaterra

domingo, marzo 12, 2006

Armas de destrucción masiva

Ayer mi hermana y yo fuimos a Correos a recoger un paquete. Contiene armas de destrucción masiva, y estamos dispuestos a usarlas. Las diatomeas son algas microscópicas recubiertas por una fina concha de óxido de silicio (misma composición que el vidrio). Cuando mueren, su interior se descompone mientras la concha se conserva formando rocas sedimentarias. Si se machacan esas rocas hasta reducirlas a polvo se consigue un material esponjoso que recuerda al yeso.

Para una persona, el polvo diatomáceo simplemente tiene un tacto áspero, y el contacto con él te deja una sensación de sequedad. Para los insectos es diferente; ellos son mucho más pequeños. Los trocitos microscópicos de conchas son para ellos como cristales rotos que por efecto de la electricidad estática se les pegan al cuerpo. Así, cuando un insecto camina por una superficie espolvoreada con este material, su cuerpecillo queda lacerado por cortes microscópicos a través de los cuales pierde humedad y muere deshidratado.

Anoche mi hermana y yo nos entretuvimos en dispersar polvo diatomáceo por algunas zonas de la casa. Nuestras mascotas no tienen escapatoria. ¡Muhahahaha!

1 Comments:

  • Joder, creo que es la puta cosa más cruel que he oido en mi vida... o sea que supongo que funcionará bien :)

    A ver si hay suerte.

    By Anonymous gabriel, at 12:22 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home