Rigel en Inglaterra

domingo, abril 19, 2009

¿Está el Universo diseñado para que los humanos vivamos en él?

Últimamente estoy leyendo libros sobre filosofía, espiritualidad y su relación con la ciencia. Dos de estos libros comentan un hecho científico muy curioso: parece ser que si las constantes que aparecen en las leyes de la física fuesen tan sólo mínimamente distintas, los seres humanos nunca podrían haber existido. No sólo eso, otros valores del Universo, tales como la masa total del mismo, también deben tener un valor muy preciso o de otro modo tampoco existiríamos. Hablamos de desviaciones ínfimas: una parte por 10^120 en el caso de la constante cosmológica.

Una explicación posible es que Dios creó el Universo seleccionando con mimo el valor de estas constantes para permitir la vida en la Tierra. Piensa un rato sobre ello y luego continúa leyendo.

.
.
.
¡Piensa, perra!
.
.
.

Efectivamente, decir que fue Dios no explica una mierda. Es un ejemplo del argumento por ignorancia. No sabemos por qué {las constantes de Universo tienen este valor, el Sol un día desapareció (eclipse), la gente se muere}, por tanto lo que pasa es que Dios tiene un plan. Como los cylon, pero a lo grande.

No; si no sabemos por qué o cómo sucede algo, simplemente no sabemos. De la falta de conocimiento no se pueden extraer conclusiones, ni tampoco se puede usar como justificación para aceptar cualquier creencia comodín. Decir que fue Dios explica exactamente lo mismo que si decimos que fue Santa Claus. Mi favorito personalmente es el Unicornio Rosa Invisible. A pesar de ser invisible sabemos que es Rosa gracias a un acto de fe.

Además, ¿qué nos hace pensar que hay un creador que ha seleccionado los valores de estas constantes? ¿sabemos con certeza que sea posible que los valores de estas constantes fuesen diferentes? La física actual toma como entradas valores tales como la masa del electrón. Es incapaz de explicar hoy día por qué la masa del electrón es esta y no otra. Sin embargo, es posible que en un futuro se determine que la masa del electrón está intrínsecamente ligada con el valor de otras constantes y finalmente se no queden grados de libertad. Es decir, que se descubra que el Universo es como es porque no puede ser de ningún otro modo. Pero esto es solamente una conjetura de momenti.

Todavía hay más agujeros en el argumento teísta. Somos tan egocéntricos que lo primero que nos viene a la cabeza para justificar la existencia del Universo somos nosotros mismos. Dios ha creado el Universo. ¿Qué podría tener en mente...? ¡Ah, sí! Un simio sin pelo que vive en la corteza fría de una bola diminuta de hierro fundido que gira alrededor de una estrella del montón en la zona exterior de una galaxia sin interés particular.

Está tan justificada esa conclusión como la de que Dios lo que quería eran tomates cherry -- sin duda mucho más apetecibles que los humanos. O lombrices de tierra, o cristales de cuarzo. A lo mejor Dios lo que quería era pasar unas vacaciones en el Caribe. Los humanos le vienen bien para servirle cócteles. Son lo bastante inteligentes para preparar bebidas alcohólicas, pero no para darse cuenta de lo insignificantes que son en la inmensidad del Universo.

En general, preguntarse por qué se cumplen ciertas condiciones que son estrictamente necesarias para que podamos vivir es un ejemplo de una pregunta mal formulada. ¡Es que si no se diesen las condiciones para nuestra vida en la Tierra no estaríamos aquí haciendo preguntas estúpidas! En un planeta inerte como Venus no hay ningún venusiano preguntándose por qué las condiciones de su planeta no son compatibles con la vida. Es de una obviedad aplastante.

Dicho de otro modo, los teístas que usan el argumento de las constantes físicas para justificar sus dogmatismos lo único que logran es demostrar sus propias limitaciones mentales. Esto es casi una tautología; si fuesen capaces de razonar no aceptarían ninguna idea como acto de fe, sino que exigirían siempre demostraciones empíricas.

5 Comments:

  • Te hubiera gustado la conversación alcohólica del viernes pasado en el Maeloc. Estuvimos hablando del tiempo :P

    By Blogger Gabriel, at 11:32 a. m.  

  • Si es que los hay con aires de grandeza que se toman muy mal eso de ser polvo de estrellas... En cierto modo está relacionado con el miedo a la muerte en un plano absolutamente egoísta: ¿cómo soportar que todo seguirá su curso, cualquiera que sea, mucho después de que ya nadie se acuerde de nosotros (ya no como individuos, sino probablemente como especie)?

    By Blogger _luara_, at 1:29 p. m.  

  • @Gabriel: ¿El clima o la dimensión?

    @_luara_: Me ha gustado eso de "polvo de estrellas" :-)

    Me resulta interesante el leit motif que veo en tus comentarios. ¿"La insoportable levedad del ser"? ¿Has leído el libro? (Tengo mala memoria)

    A mí el saber que en cincuenta años habré sido totalmente olvidado no me hace sentir mal en absoluto. Al contrario, me quita de encima la ansiedad del escenario. Si meto la pata y digo una completa chorrada por la cual me debería morir de vergüenza, me consuela saber que mi autoestima no importará un carajo a nadie en unas pocas décadas.

    Trabajo con ingenieros de primera que saben mucho más que yo y que son mucho más inteligentes. Si no tuviese el consuelo que comento arriba sería incapaz de abrir la boca por miedo a meter la pata -- cosa que hago a menudo como es lógico por ser novato e idiota.

    Hay algo anestesiante en las creencias religiosas. Aunque siempre he sido ateo y reniego de cualquier "verdad revelada", reconozco con vergüenza que cuando oigo a un renombrado budista hablar de cómo es absurdo temer a la muerte porque todos hemos muerto y nos hemos reencarnado infinidad de veces, siento menos miedo.

    Y esta gente verdaderamente cree lo que dice. Hace poco leía que un grupo de traductores se había reunido para decidir qué textos tibetanos van a traducir en los próximos cien años. Esta gente de los cincuenta años no baja ninguno. Saben perfectamente que ninguno de ellos va a ver culminado el trabajo en esta vida, pero les resulta completamente natural planificar a tan largo plazo porque "saben" que terminarán el trabajo en la próxima.

    A diferencia de las religiones abrahámicas, los budistas afirman que hablan por experiencia de primera mano.

    La posibilidad de que se estén engañando a sí mismos o que sean charlatanes es evidente. Si las religiones perduran es porque nos "venden" lo que las personas más deseamos: superar la barrera de la muerte de una forma u otra.

    Ningún ser vivo mínimamente sano desea morir; este deseo de sobrevivir está grabado en nuestros genes por la selección natural. El pececito que no lucha por su supervivencia a toda costa tiene menos posibilidades de sobrevivir y sus genes "pasotas" no aparecerán en la próxima generación.

    Quizás lo que estoy haciendo es una especie de "apuesta de Pascal" sustituyendo el cristianismo por el budismo, que me resulta más digerible.

    Termino que me estoy pasando ya :-)

    Un saludo,

    Rigel

    By Blogger Rigel, at 1:04 a. m.  

  • Pues no he leído "La insorportable levedad del ser", aunque probablemente debería :-).

    Yo no siempre fui agnóstica, fue un proceso progresivo de insatisfacción creciente con respecto a esas verdades reveladas de las que hablas. Paradójicamente, me sentí mucho mejor una vez que pude aceptar el no conocimiento frente a la explicación comodín.

    Y más que "menos miedo" a mí algunas personas religiosas (como pudiese ser tu budista renombrado) me dan en cierto modo envidia... creo que en algún momento la parte santotomasiana de mi cerebro tomó el control irreversiblemente, por desgracia.

    Personalmente, la pena que me da no estar aquí dentro de un siglo es pura curiosidad de saber cómo será todo entonces. Qué parte de nuestras ficciones serán realidades y qué parte de la realidad ninguna ficción habrá podido imaginar. Aunque quién sabe, tal vez debiese alegrarme por las atrocidades que no presenciaré...

    By Blogger _luara_, at 11:42 a. m.  

  • A mi de "La insoportable levedad del ser" lo que me gustaron fueron las dos primeras paginas. El resto no se si es porque no lo entendi pero el caso es que me dejo indiferente.

    Somos como las celulas de un organismo pluricelular. Cada uno de nosotros es una forma de vida teoricamente independiente pero que en la practica si requiere de los demas individuos para sobrevivir (escuelas, hospitales, recogedores de basura, clientes, bancos, tiendas, etc).

    La celula vive sin comprender que forma parte de un organismo, sin saber muy bien por que esta ahi; simplemente cumple su funcion. Cuando muere, lo que desaparece es la celula individual, no el organismo.

    Los humanos estamos en permanente flujo, renovando nuestras celulas sin pausa. Fijate que "renovando" es un eufemismo para decir que unas mueren y otras nacen. Sin embargo, no pensamos que estemos cambiando de manera significativa de un dia a otro. Somos "Laura" o "Rigel" a pesar de que ninguna de las celulas que nos componen hoy han estado con nosotros desde que fuimos concebidos. Han muerto y sus descendientes son con lo que nos identificamos en cada momento.

    Lo que intento hacer aqui es una analogia entre la muerte de las personas individuales y la permanencia de la humanidad en su conjunto. A pesar de que, evidentemente, las celulas individuales carecen de consciencia, creo que es interesante reflexionar un poco sobre los puntos en comun (que no son pocos).

    De esta analogia tambien se puede extrapolar una pregunta: del mismo modo en que nosotros, organismos pluricelulares, nos consideramos conscientes como conjunto pero no consideramos conscientes a los elementos que nos forman, es razonable concebir que el conjunto de la humanidad forma una meta-consciencia?

    No estoy sugiriendo que formemos literalmente un supra-individuo equivalente a un ser pluricelular, y menos todavia que este meta-individuo tenga una consciencia unica. Sin embargo, es dificil no darse cuenta de que la humanidad en su conjunto si que presenta "olas" de pensamiento que duran a menudo siglos y que estas "olas" han ido evolucionando en el tiempo.

    Para ponerte un ejemplo: hace trescientos anios era completamente normal que una persona rica tuviese varios esclavos. No veian ningun problema moral en que una persona poseyese a otra. Hoy dia nos resulta dificil de concebir que no se diesen cuenta de la inmoralidad de esta idea.

    Mas ejemplos: hace doscientos anios las mujeres no tenian derecho a voto en ningun pais. Hoy dia si en un pais las mujeres no pueden votar nos tiramos de los pelos.

    Hace cincuenta la homosexualidad se consideraba un crimen. Turing, quien sin duda deberia haber sido tratado como un heroe tras la Segunda Guerra Mundial por su trabajo en romper las claves alemanas de Enigma, fue condenado por su homosexualidad y termino suicidandose para evitar el castigo que le impusieron. Hoy, sin embargo, una buena proporcion de paises no penalizan la homosexualidad e incluso vemos como algunos timidamente han empezado a permitir casarse a los homosexuales.

    Todo esto es una muestra de como el pensamiento humano ha ido evolucionando y de una manera sorprendente las ideas de los lugares mas progresistas han ido filtrandose y extendiendose por el globo. Siempre hay zonas "retrasadas", cuyas sociedades parecen encontrarse culturamente unas decadas por detras de las mas progresistas, pero el "centro de masas" de la humanidad sigue moviendose notablemente en la misma direccion.

    Te dejo pensando un poco en estas ideas :)

    Un saludo,

    Rigel

    By Blogger Rigel, at 2:38 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home