Rigel en Inglaterra

jueves, abril 06, 2006

Tabúes sexuales


Leí recientemente un artículo de opinión en el que se preguntaban por qué en EEUU es aceptable mostrar pechos masculinos desnudos en televisión y no pechos femeninos. De acuerdo que es un carácter sexual secundario, pero el bigote de los hombres también lo es y nadie se escandaliza por ver a Sean Connery en la tele.

No consigo encontrar a la fuente de una cita que decía más o menos: si llevásemos las orejas cubiertas, enseñarlas también sería tabú.

Los nudistas suelen afirmar que un cuerpo desnudo no tiene por qué ser erógeno, especialmente si por la costumbre lo ves con naturalidad. Y añado yo, si a pesar de todo te resulta excitante, ¿tiene eso algo de malo? Parece que uno deba avergonzarse simplemente por tener deseos sexuales. Sucede lo mismo con el autoerotismo. Sí, da gustito. No, la gente no lo reconoce aunque saben que es una práctica muy extendida en ambos sexos. ¿Por qué avergonzarse?

La gente escucha música por el placer que obtiene, ve cine por el placer que obtiene, bebe por el placer que obtiene. Nadie se escandaliza por ver un iPod. ¿Por qué es terrible ver un juguete sexual hasta el punto que la ley prohibe que se muestren en escaparates? Siguiendo la analogía musical, me resulta indiferente toparme con alguien escuche música pero prefiero no encontrarme gente practicando sexo. Sin embargo no puedo dar una justificación razonada: así de arraigadas están las costumbres. ¿Alguien se anima a dar argumentos?

Otro ejemplo de tabú: el otro día mientras me paseaba vi a dos hombres caminando juntos. Uno de ellos le tocó juguetonamente el trasero a su pareja, igual que se ve a menudo en parejas heterosexuales. Sin embargo, me resultó un poco chocante. Aunque no me guste admitirlo está claro que mis prejuicios me vencieron durante unos instantes.

Dicho de otro modo, las preferencias sexuales cuando son nuestras son "normales"; cuando son de otros y no las compartimos son "fetiches" o "perversiones". Respecto a los fetiches propios, éstos siempre se originan en un tabú. Cuando te expones suficientemente a ellos pierden el morbo. Sin el morbo no hay fetiche; ves la práctica sexual con objetividad y formas una opinión madura sobre ella. Te puede seguir atrayendo o no pero lo seguro es que perderá "eso" que te excitaba tanto. Sí, hablo por experiencia. No, no me refiero a mi fascinación por las mujeres asiáticas (jeje).

Es gracioso que después de criticar dúramente la censura que hay alrededor del sexo en general sea incapaz de hacer una lista de los fetiches que tengo. ¡Ni siquiera de los que he superado! ¿Quién le pone el cascabel al gato? Llevamos el tabú del sexo escrito al hierro. Es una pena porque todos tenemos mucho que aprender. ¿Cuántas matemáticas sabríamos si nunca nos hubiesen enseñado? ¿Conoceríamos algo tan simple como el teorema de Pitágoras? Qué triste ser ignorantes de algo que todos practicamos y que a todos nos agrada.

Para terminar quisiera recomendar a las lectoras atrevidas de esta bitácora echarle un vistazo a Fun Factory. En las comparativas de juguetes están siempre en las mejores posiciones. ¡Y son chulísimos!

¿Algún comentario? ¿Ideas?

10 Comments:

  • Bueno, ya te contesto en este mensaje al hilo de los tabúes sexuales y los tríos. En realidad, vengo a plantear una pregunta. ¿De veras creéis que lo de montárselo con más de una persona a la vez tiene tanto o más componente de tabú que de emociones personales? Me refiero a cosas como la autoestima, la seguridad en uno mismo, los celos, etc. Y por supuesto lo planteo tanto en el caso de dos mujeres y un hombre como en el de dos hombres y una mujer. Parece fácil pensar que el sexo en inferioridad ganará en autoestima, al mismo tiempo que las otras dos partes competirán entre sí en un juego en el que su propia seguridad tendrá un papel relevante. Y no digamos ya si cualesquiera dos de los tres forman una pareja. ¿Quién es capaz de afirmar que estaría completamente exento de celos?

    By Blogger _luara_, at 1:15 p. m.  

  • Interesante reflexión. Cuando una pareja decide añadir a una tercera persona, como bien has dicho la situación de la pareja tiene dos partes diferenciadas. La persona que pertenezca al sexo minoritario seguramente estará como Dios, mientras que la otra, no sólo tiene que compartir a su pareja habitual, forzosamente recibiendo menos atención, sino que además podrá sentir celos.

    Me resulta curioso que plantees la importancia del lado afectivo (los celos), cuando yo quizás no lo vería como algo fundamental. Se suele decir que las mujeres tienden a sentirse más amenazadas por las infidelidades emocionales que por las físicas mientras que a los hombres les sucede al revés. No sé si se basan en estadísticas.

    El fetiche del trío o del sexo en grupo procede a mi entender del tabú de la fidelidad. Se supone que en el sexo de una pareja no puede haber terceras personas. Romper esa regla es un tabú y puede dar morbo. A unas personas le excita ser infieles y a otras el que su pareja les sea infiel.

    Existe incluso un fetiche más enrevesado en el que hombres blancos desean que sus parejas tengan sexo con hombres negros mientras ellos toman un rol totalmente pasivo porque cren que los hombres negros están más dotados sexualmente.

    Volviendo a los tríos, en el caso de que haya dos chicas, parte del morbo para los hombres es ver a ellas dos disfrutando entre sí (pregunta a cualquier hombre si tienes dudas).

    Yo particularmente tiendo a la opinión de Nacho Vidal: el sexo es mejor entre dos personas. Simplemente no vas a tener el mismo grado de intimidad y complicidad. Sabes lo que tu pareja quiere y cómo lo quiere, y puedes dedicarle toda tu atención. Dicho esto, creo que ver a Mayu con otra chica me provocaría un ataque cardiaco :P

    By Blogger Rigel, at 2:31 p. m.  

  • El tema está que arde... intentaré no ponerme malo y estar a la altura de las circunstancias con una opinión lo más constructiva posible.
    Respecto a los tríos coincido en la problemática de los celos en el momento en el que alguno de los partícipes pueda interpretar que está siendo marginado, ahora bien, creo que el mayor problema está en el sentido posesivo que le damos al amor en nuestra cultura y como lo hacemos extensivo al tema del sexo haciendo de ello un binomio normalmente de gran solidez. La idea no es mía, se la escuché a Sánchez Dragó en la TV y el la desarrollaba hacia el campo del problema de la violencia de género, aunque creo que es extrapolable al campo de los tríos.
    Y respecto a lo de dos hombres, por ejemplo en mi caso fue besándose, dos segundos mirando y me dí perfecta cuenta de la cara de idiota que tenía. Menos mal que creo que somos bastante racionales (no generalizo a la humanidad, me refiero a nosotros porque en el mundo hay cada cabestro...) y sí es un resquicio de prejuicios.
    Y para meter más leña al fuego un fetiche: los juguetillos ;D. ¿Habéis oido que en la farmacia de la nueva terminal T4 de barajas no paran de vender unos anillos estimulantes? (creo que la gracia es que el beneficio no sólo lo obtiene uno sólo de la pareja como sucedía con otros artículos similares).

    By Anonymous gulín, at 3:50 p. m.  

  • Muy interesante lo que cuentas. Lo de que amor y sexo son dos aspectos diferentes en la vida que no necesariamente van unidos es una opinión típica masculina. Un ejemplo sencillo es la pornografía: millones de hombres enamorados (entre los que me cuento) consumen pornografía sin ver ninguna contradicción en ello. En todos los casos que he conocido a la mujer le resultaba más difícil aceptarlo o lo rechazaba de plano. Todavía no he conocido a un hombre que ponga pegas a que su mujer vea porno.

    Los estudios de la antropóloga Helen Fisher revelan que la reproducción tiene tres fases diferenciadas por tres circuitos cerebrales independientes. El primero es la lujuria, el segundo el amor romántico y el tercero es el apego a largo plazo. La clave aquí es que son independientes. Supongo que este es el motivo fisiológico por el que la pornografía es ubicua: podemos amar a nuestra pareja y desear físicamente a otra(s) mujeres. Lo cual, si lo piensas, es un engorro.

    En todo caso no explica por qué las mujeres se ponen celosas con ella. Sobre todo cuando supuestamente lo que más les preocupa es la infidelidad afectiva. A este respecto debo decir que cuando he preguntado las respuestas de ellas han sido muy variadas. Vamos, que a cada cual parece que le preocupan infidelidades distintas.

    ¿Por qué será que al haber escrito tú un comentario de repente me acuerdo de una marca de vaselina? xD Si se me permite dar un consejo, comprar lubricante en una sex shop es mucho más barato que ir a una farmacia a por Cum Laude.

    Ahora que he hundido mi reputación de nuevo, trataré de cambiar de tema sigilosamente. Hay un investigador americano llamado Gottman que hizo estudios de parejas durante un par de décadas y desarrolló un modelo matemático que predice con un 95% de fiabilidad si una pareja se separará o no al cabo de siete años. Ha publicado algunos libros divulgativos con consejos prácticos. Uno de ellos es Seven principles for making marriage work. Muy recomendado para mejorar tus relaciones de pareja. Aclaro que no trata de sexo sino de cómo llevar el día a día de la relación. Es sencillo de leer, muy útil y creo que hay una traducción en español.

    Los anillos que comentas de la terminal de Barajas me dejan perplejo. Tendría que ver uno para entender cómo le pueden dar gustito a ambos. De todas formas, ¿no es preferible pasar más rato en la cama? Pensaba que los anillos eran útiles cuando ella necesita más estimulación que él.

    By Blogger Rigel, at 4:51 p. m.  

  • ¡Sí, esos anillos se están haciendo famosísimos! Salieron en el telediario y todo, el inventor (o inventora, no recuerdo quién era) se está forrando. Creo que la marca que los comercializa es Durex, y se han visto desbordados porque no pensaban que fueran a tener tanta aceptación. El caso es que creo recordar que sólo valían para un uso :-? y no eran baratos, vamos, igual equivalían a una caja entera de preservativos. Gulín, tú que estás por los madriles, ¿ya los has probado? }:-)

    By Blogger _luara_, at 5:57 p. m.  

  • Ah, pues lo he buscado en internet. ¿Es esto? Me parece fatal. Hablo en serio. Es un cacharrito de usar y tirar, y por si fuera poco fijo que por el tamaño funciona con una pila botón (que contiene mercurio). Vamos, que es lo menos ecológico que he oído en un rato.

    [Rigel se pone el sombrero de entendido en juguetitos] El chisme parece que simplemente estimula el clitoris durante el coito, y de paso la base del pene por estar unido a él. Como todas sabemos, la base del pene es poco sensible a la estimulación.

    Si quieres una alternativa al cacharro tienes dos opciones más ecológicas y al menos igual de efectivas. La primera es la clásica de usar un estimulador del clítoris durante el coito. Puedes usar un modelo "pocket rocket" o un modelo tipo huevo. Posiblemente este último sea más sencillo de usar. La segunda alernativa la he visto sólo en una ocasión en una peli japonesa. Consiste en usar un modelo pequeño de vibrador tipo huevo e introducirlo en el preservativo antes de ponérselo. Así estimula a la vez la vagina y el glande. No lo he probado, pero sospecho que la técnica es tanto mejor si el pene del chico es pequeño. Si no, tendrá que tener cuidado para no hacer daño al penetrar con profundidad.

    }:-)

    By Blogger Rigel, at 6:37 p. m.  

  • Puf, pues ya no estoy en Madrid, circunstancias vitales... pero bueno, al tema: Sí que son esos cacharrillos, pero viendo que son de un sólo uso y la gran cantidad de residuos que dejan paso de ellos y me hago unas macucas y listo XD. Lo de que se vendan especialmente bien en Barajas si que es curioso, imagino a todo el pasaje en pleno vuelo haciendo cola en el baño...
    En cuanto a experiencia juguetil no mucha, pero divertida y placentera :) ¡Qué mujeres más raras encuentra uno en la night madrileña!.
    Ah, Rigel, entre lo del CumLaude y "pocket rocket" me estoy partiendo la caja torácica. Y recordemos que vaselina de base acuosa, las de base oleica perforan el látex (y los preservativos de vinilo valen un ojo de la cara).

    By Anonymous gulín, at 8:38 p. m.  

  • Viendo esto me vienen a la mente varias cosas.

    1. Era cierto lo que leí hoy al hilo de la entrega de premios 20blogs. Es hablar de culos en tu blog y que se disparen los comentarios ;-)

    2. El otro día escuchando No Somos Nadie (con Pablo Motos en M80) por la mañana preguntaban por fantasías sexuales para darle ideas a una chica que quería satisfacer a su novio. Algunos comentaron lo de los trios. Me llamó la atención que los tíos que llamaban diciendo que habían hecho uno con dos tías, decían que había sido horrible porque no se sentían capaces y no les había gustado la experiencia. Sin embargo, llamó una tía que dijo que se lo había pasado de lo lindo. Creo que tendrá que ver con el hecho de que se supone que el hombre es la parte activa en una relación sexual. Vaya mierda no?

    Me se acaba el tiempo que me tengo que ir a cenar. Otro día más.

    By Anonymous gabriel, at 8:42 p. m.  

  • @Gulín: Mi conocimiento sobre juguetes procede de un estudio de mercado que hice en su día. Gulín, del pocket rocket no te rías que ha hecho felices a más mujeres que los culebrones de la tele :P

    @Gabriel: Considerando que la mitad de los comentarios los he escrito yo, lo que dice es mucho de mis preferencias al escribir xD
    En cuanto a la chica de la radio lo que me sorprende es que no le preguntase diréctamente al novio cual es su fantasía favorita, porque cada uno prefiere cosas distintas.

    By Blogger Rigel, at 7:47 a. m.  

  • La cosa es que tenía que ser una sorpresa. Supongo que puedes intentar enterarte de las cosas sin que sea obvio que estás planeando llevarlas a cabo... pero yo que sé. Igual le da corte preguntar :p

    By Anonymous gabriel, at 10:10 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home