Rigel en Inglaterra

domingo, junio 25, 2006

Y ahora, con sillas


Siento no haberos tenido al corriente estos últimos días. No me apetecía nada escribir en el blog porque todavía no tenía sillas donde sentarme. Tenía el portátil en la moqueta y era la mar de incómodo de usar.

Podríais pensar que conseguir sillas debería de ser trivial. Vas a una tienda de muebles y eliges, ¿no? No. Para empezar, las tiendas de muebles están en el centro, también conocido como "lejos". Suponiendo que tuviesen sillas a precios razonables --la llamada "Hipótesis del Extranjero Ingenuo"-- tendría que encontrar una manera práctica de trasladarlas. Afortunadamente no hubo oportunidad. No sé de qué material están echas las posaderas de los ingleses, pero debe de ser muy delicado a juzgar por los precios de las sillas.

"Tendrá que haber un Ikea o algo parecido por aquí". Sí, en Milton Keines (a 60 Km). Arrastrar las sillas por la estación de tren era justo lo que necesitaba. Y suponiendo que tuvieran envío a domicilio a precios razonables, todavía tendría que ir ex profeso. No, no aceptan pedidos por Internet.

Al final di con un par de cadenas de muebles que sí aceptaban pedidos por internet. Tras buscar un poco di con algunos modelos que parecían cómodos, bonitos y (relativamente) baratos y se los enseñé a Mayu para que eligiese.

Hablando de la guapa de ojos rasgados, ¿sabéis que me tiene buscando cocedoras de arroz eléctricas? Quiere un modelo japonés moderno con un porrón de funcionalidades. No, si sólo cuecen arroz, lo de las funcionalidades es un poco exótico: utilizan lógica borrosa para estimar el tiempo de cocción dependiendo del tipo de arroz y del punto de cocción deseado. La dificultad de encontrar estos modelos es que al parecer no se fabrican para voltajes europeos (220~240V) por lo que haría falta un adaptador de corriente. Lo malo de esos adaptadores es que esencialmente desperdician la mitad de la energía que consumen. Mucho me temo que Mayu va a tener que conformarse con un modelo más sencillo. Yo personalmente me quedo con la olla de toda la vida que no se estropea ni aunque le des patadas.

6 Comments:

  • ¡¡Holaaa!! Encantada de leerte de nuevo y saber que sigues vivo (y por fin confortablemente sentado :-D). Un compañero de residencia de calvaris en Stuttgart tenía una de esas máquinas de arroz y la verdad es que son todo un invento. Hipersencillas de usar (y, no menos importante, de limpiar) preparan no sólo arroz, sino cualquier cosa que quieras preparar al vapor, en su punto. En Alemania eran bastante comunes (vamos, que no era difícil encontrarlas en las grandes superficies comerciales, sección de electrodomésticos por defecto), pero aquí los modelos que he visto (en el Corte Inglés) no son precisamente baratos... De todas formas, aunque pudieras pedirla por internet esos locos ingleses tienen enchufes del demonio así que del adaptador no te libras :P.

    By Blogger _luara_, at 4:32 p. m.  

  • ¡Hola, Laura!

    Gracias por escribir. Es verdad que son unos chismes fáciles de limpiar, pero no me dirás que una olla se mancha mucho cuando cueces arroz en ella. En el precio no me voy a fijar porque Mayu ha dejado claro que para ella es indispensable. Su queja respecto a los modelos que encontramos es que son "demasiado antiguos". Dice que tratará de encontrar ella alguno que le guste.

    Respecto a los enchufes ingleses, el punto clave es el voltaje. Son 240V mientras que en Japón usan 110V. Enchufar un aparato europeo aquí en Inglaterra es muy sencillo con un simple adaptador del enchufe. No hace falta cambiar el voltaje sino sólo hacer que el enchufe macho europeo pueda entrar en el enchufe hembra inglés. --Inserte Ud. aquí chiste machista sobre lo poco atractivas que son las inglesas--. Con un cacharro japonés habría que transformar el voltaje. Que yo sepa lo que suelen hacer los conversores es desperdiciar 130V de los 240V con una especie de resistencia. ¡Con la energía desperdiciada se podría cocer otra olla de arroz!

    By Blogger Rigel, at 5:43 p. m.  

  • Jejeje, aceptamos barco: cocer arroz no es algo que manche mucho ningún utensilio :-). ¿Y ahora alguien me quiere explicar por qué desperdiciamos tanta energía en Europa? Si los electrodomésticos japoneses funcionan con 110V, es que no tienen por qué necesitarse 240V... :-(

    By Blogger _luara_, at 10:20 a. m.  

  • Simplificando, da igual el voltaje que uses: los electrodomésticos usarán la misma energía para realizar las mismas tareas. Si se necesitan X Watios*hora para cocer una olla de arroz, da igual que el voltaje que uses sea 220V o 110V. En el primer caso usarás menos intensidad de corriente que en el segundo. De hecho, al trasmitir la corriente a voltajes más altos disminuyes la cantidad de energía perdida por la resistencia de los cables. Simplificando de nuevo, la energía perdida en llevar la corriente desde la central hasta tu casa es proporcional al cuadrado de la intensidad (Ley de Joule). Como la intensidad y el voltaje son inversamente proporcionales, a más voltaje, menos intensidad y por tanto menos pérdidas. Vamos, que en Europa no desperdiciamos a priori más energía, sino al contrario.
    (Nada como estudiar Física de primero durante un veranito de más para que te acuerdes de algunas cosillas).

    By Blogger Rigel, at 5:29 p. m.  

  • Pues entonces... otro tirón de orejas más a estos japoneses. Cazan ballenas, pierden de energía de más por culpa del voltaje que usan... desde luego... X-D

    By Blogger _luara_, at 6:57 p. m.  

  • Hola Rigel, cuanto tiempo!!
    Pues te puedes creer que me acabo de enterar ahora de la existencia de este blog? estaba revisando el foro muerto de crapdrops y por casualidad me fijé en que uno de los posts tenía tu nombre... por alguna razón no lo ví cuando lo escribiste :(.

    Bueno pues me alegro de saber que estas bien y ya me pasaré por aqui a saludar de vez en cuando :).

    Un saludo.
    PD: Q rápido pasan los meses cuando lees todo en 10 minutos ;).

    By Anonymous Jacobo, at 9:26 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home